• TEAM Mkg Agencia

¿Por qué tus campañas de email marketing se van a spam?


El email marketing es una de las estrategias más populares, sin embargo muchas veces los correos terminan en spam y no son vistos por las personas.


El email marketing es una de las prácticas más rentables en la industria de la publicidad, sin embargo aunque se desarrolle de manera adecuada, muchos de los correos terminan en spam.


De acuerdo con los expertos esta estrategia de marketing cuenta con un gran retorno de inversión alcanzando hasta un 122 por ciento en promedio.

Algunas marcas no logran obtener el beneficio deseado ya que el email marketing termina en la carpeta de spam y no son vistos por los usuarios. Pero ¿Sabes por qué ocurre esto?


Te presentamos algunas de las razones por la que los correos de tu publicidad pueden terminar en la carpeta de spam.


No cumplen promesas


Business2Community destacó que uno de los motivos por lo que las campañas de email marketing terminan en spam es porque las personas lo han pedido así.


Esto puede deberse a que tu marca envía varios correos de promociones sin ninguna información, que no se envíe información valiosa o que no se cumpla con las expectativas.


Si no se cuenta con un contenido atractivo las personas dejarán de leer los correos y ello puede hacer que se vayan directamente a spam con el paso del tiempo.


No llegan a la audiencia correcta


Para que una estrategia de email marketing sea exitosa es necesario que sea dirigida a la audiencia correcta. Si no se planea el envía de los correos podrían llegar a personas incorrectas.


OptinMonster puntualizó que cuando los mercadólogos tratan de hacer muy amplias sus listas de correos electrónicos, terminan sumando personas que realmente no son el público objetivo de la marca.


La lista de las personas se debe de depurar, para tener las bases de datos correctas.


Filtros de Spam


Mailchimp comparte que una de las razones más simples por las que las campañas de email marketing terminan en las bandejas de spam de los compradores es por los filtros de spam que existen.


En este sentido las marcas deben de considerar el nombre del remitente o la dirección de envío del correo.